El depuesto primer ministro de Tailandia, Thaksin Shinawatra, es esperado en Gran Bretaña este miércoles después de un golpe militar en su país.

Thaksin fue depuesto por el ejército, el martes, mientras asistía en Nueva York a la sesión anual de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

La Secretaría del Exterior británica informó que el líder tailandés llegará a Londres en una visita privada y no se reunirá con funcionarios británicos.

En Bangkok este miércoles, el hombre que dirigió el golpe, el general del ejército Sondhi Booyaratglin, dijo a la prensa que se elegirá un líder interino dentro de dos semanas, y que Tailandia tendrá un borrador de constitución interino y un nuevo gobierno en ese tiempo.

Sondhi añadió que el ejército no tiene intención de retener el poder y pidió calma a la población.

Por el momento, bajo las regulaciones de la ley marcial impuesta para mantener el orden, se han prohibido las reuniones públicas de más de cinco personas.