Las ventas de inmuebles habitados en Estados Unidos cayeron nuevamente, indicando que continúa la recesión en el sector inmobiliario.

La Asociación Nacional de Agentes de Bienes Raíces anunció este lunes que la población adquirió 0,5% menos inmuebles en agosto que en julio.

Aunque el ritmo de ventas fue mejor de lo esperado por los analistas, las cifras han descendido por quinto mes consecutivo.

El precio promedio de los bienes inmuebles en Estados Unidos cayó 1,7% a 225 mil dólares. Es la primera caída anual en más de once años.

El promedio es el precio donde la mitad de los bienes son vendidos por más y la mitad por menos.

También, el inventario de viviendas recién construidas o en proceso de construcción se disparó en agosto a casi cuatro millones de unidades.

Al ritmo de ventas de agosto, eso es un suministro de siete meses de bienes inmuebles.