El mandatario venezolano, Hugo Chávez, dijo que los soldados usaron fuerza excesiva en un enfrentamiento con mineros en el que perdieron la vida seis personas, la semana pasada.

Chávez afirmó que las autopsias practicadas a las víctimas muestran un abusivo uso de armas.

El mandatario venezolano aseguró que los soldados involucrados serán castigados.

Ayer, el gobernante prometió una investigación exhaustiva de los hechos.

Dos brasileños y cuatro venezolanos perecieron el 22 de septiembre en el estado Bolívar, después que soldados del Ejército descendieron al área para reprimir lo que se dijo era una operación minera ilegal.

Varios mineros dicen que los soldados dispararon desde el helicóptero. El ministro de defensa de Venezuela, Raúl Baduel, rechazó las declaraciones de los mineros al respecto.

Los habitantes de la aldea también afirmaron que los soldados robaron diez kilogramos de oro durante el asalto.

La violencia desató protestas en el pueblo de La Paragua, cerca del lugar donde ocurrieron las muertes.

Manifestantes incendiaron la residencia del alcalde en Maripa, la capital municipal.