El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Ivanov, acusó a algunos países de la OTAN de suministrar ilegalmente armas de fabricación soviética a Georgia.

El canciller ruso no mencionó, este viernes, a los países presuntamente involucrados, pero dijo que estaban entre los siete ex países comunistas de Europa del Este que se unieron a la alianza en 2004. I

vanov hizo el comentario tras una reunión con los ministros de Defensa de los 26 países de la OTAN en el sitio turístico de Portoroz, en Eslovenia.

Funcionarios en Georgia presentaron cargos de espionaje contra militares rusos esta semana.

Ivanov dijo que la medida era parte de esfuerzos para forzar a Moscú a retirar sus tropas de Georgia y allanar el camino para que las autoridades georgianas busquen una solución militar en áreas secesionistas de la ex república soviética.