Un nuevo problema enfrenta el gobierno boliviano: la demanda del respeto a la libertad de prensa.

El presidente Evo Morales rechazó un informe de la Sociedad Interamericana de Prensa al tiempo que se quejó del maltrato que recibe de los medios de comunicación.

También se anuncio que cerca de mil policías antidrogas serán desplazados a las Reservas Forestales para proteger la erradicación de cocales ilegales.

Desde La Paz llega la información con Jorge Guzmán.