El primer ministro israelí Ehud Olmert acordó ampliar su gobierno de coalición, incorporando un político de línea dura a su gabinete.

Olmert dijo que llegó a acuerdo con Avigdor Lieberman, presidente del partido ultraderechista Israel Nuestra Patria.

Basándose en el convenio, Lieberman se convertirá en viceprimer ministro a cargo de las amenazas estratégicas que enfrenta Israel.

Lieberman ha instado en el pasado a la exclusión de las ciudades árabes-israelíes fronterizas a cambio de la anexión de asentamientos israelíes en Cisjordania.

Líderes árabe-israelíes han criticado sus declaraciones, por considerarlas racistas.

El ingreso del partido Yisrael Beitenu al gobierno ampliará la presencia de la coalición en el parlamento, de 67 a 78 escaños, de un total de 120.