El Departamento de Seguridad del Territorio Nacional de Estados Unidos anunció un programa piloto para tomar las huellas dactilares y fotografías digitales de algunos emigrantes ilegales sorprendidos tratando de ingresar al país.

El organismo dio a conocer que el programa será aplicado a aquellas personas que traten de entrar a territorio estadounidense a través del Canal de la Mona, entre República Dominicana y Puerto Rico.

El Servicio de Guardacostas comparará las huellas y las fotografías con otras bases de datos de criminales conocidos y violadores de las leyes de inmigración.

Un funcionario del Servicio de Guardacostas dijo que tales mecanismos harán virtualmente imposible usar identidades fraudulentas y que aumentarán la capacidad de interceptar a aquellos que representan una amenaza a la seguridad nacional.