Las autoridades colombianas han defendido el arresto de un corresponsal de Telesur, un canal de televisión con apoyo de Venezuela, diciendo que la medida nada tuvo que ver con su trabajo como periodista.

La policía de seguridad del Estado de Colombia dijo en un comunicado, ayer, jueves, que bajo ninguna circunstancia constituye el arresto de Freddy Muñoz una violación a la libertad de expresión.

La nota señala que Colombia es un estado democrático, en el cual la libertad de prensa es respetada junto con la presunción de inocencia.

Muñoz fue arrestado el 19 de noviembre, como parte de una investigación relacionada con terrorismo.

La policía de seguridad dice que se sospecha de su participación en ataques insurgentes en la ciudad costera de Barranquilla, y sus alrededores, y en Cartagena, en 2002.

Telesur ha dicho que el arresto es un ataque a la libertad de prensa.