Aquí en Estados Unidos, desde la medianoche, cientos de miles de ávidos compradores han estado aguardando a las puertas de las tiendas por departamentos y centros comerciales para aprovechar las tradicionales rebajas del primer día de la temporada de compras navideña.

Muchos comerciantes pasan todo el año esperando los resultados de este día, el viernes después del Día de Acción de Gracias, conocido como “Viernes Negro”, un día que tradicionalmente ha hecho rentables a miles de comercios en Estados Unidos.

Históricamente el color negro es usado en los libros de registros para indicar ganancias.

El rojo, por su parte, es el color usado para registrar pérdidas.

En too el país, muchos establecimientos comerciales abrieron sus puertas mucho antes de lo acostumbrado, tentando a los consumidores con atractivos descuentos en todo tipo de mercancía, desde artículos para vestir, hasta productos electrónicos de alta tecnología.