El Departamento de Estado norteamericano rechazó un ofrecimiento para mantener conversaciones con el presidente interino de Cuba, Raúl Castro.

El vocero Sean McCormack dijo, el lunes, que no hay razón para hablar con lo que llamó un dictador en ciernes.

El portavoz afirmó que Raúl Castro debería dialogar con el pueblo cubano para discutir una transición a la democracia.

El sábado, Raúl Castro dijo, en un discurso a militares, que Cuba está dispuesta a negociar sus diferencias con los Estados Unidos.

Raúl ha estado gobernando Cuba desde julio, cuando su hermano mayor, el presidente cubano Fidel Castro, se sometió a cirugía intestinal y le entregó temporalmente el poder.

Desde entonces, Fidel Castro no ha sido visto en público y los pormenores de su salud son un secreto de Estado.