La policía mexicana arrestó a Flavio Sosa, uno de los dirigentes de una protesta que ya lleva seis meses y que virtualmente clausuró la ciudad de Oaxaca.

Fuentes policiales informan que arrestaron al activista Sosa, de la Asamblea Popular de Oaxaca, después que realizó una conferencia de prensa en Ciudad de México, este lunes.

Sosa fue arrestado por una larga lista de cargos, entre los que se incluyen secuestro, robo, daños y lesiones.

Antes de su arresto, el activista había dicho a la prensa que planeaba reanudar las negociaciones con el recientemente electo gobierno del presidente Felipe Calderón.

Sosa y otros activistas exigían la renuncia del gobernador del estado de Oaxaca, Ulises Ruíz, a quien acusan de corrupción.

Los disturbios comenzaron cuando los maestros iniciaron una huelga, a fines de mayo.

La Asamblea Popular de Oaxaca rápidamente movilizó a grupos indígenas, estudiantes, agricultores y activistas de izquierda, para que se unieran a las manifestaciones.