La Organización de las Naciones Unidas firmó un acuerdo con el gobierno de Guatemala para investigar y procesar a grupos armados ilegales que quedaron de los 36 años de guerra civil en la nación centroamericana.

Un comunicado de la ONU dice que Guatemala está de acuerdo en establecer una comisión independiente con un mandato de dos años para conducir investigaciones y asistir a instituciones locales, particularmente al fiscal público.

El convenio debe ser aprobado por el Congreso del país.

Parte del trabajo de la comisión será recomendar políticas públicas y medidas legales para desmantelar grupos irregulares, muchos de los cuales participan en la delincuencia organizado.

El subsecretario de las Naciones Unidas Ibrahim Gambari expresó que la organización está tratando de ayudar a Guatemala, mientras toma medidas para solidificar la democracia y el imperio de la ley, luego de los acuerdos de paz que hace diez años puso fin a la guerra civil.