La secretaria de Estado Condoleezza Rice rechazó la sugerencia de sostener conversaciones con Irán y Siria para reducir la violencia en Iraq.

Rice dijo al diario The Washington Post que se opone a la recomendación del Grupo de Estudio Bipartidista para involucrar a las dos naciones.

Agregó que no permitirá que Siria interfiera en El Líbano, ni que Irán obtenga un arma nuclear como premio por ayudar a llevar la paz a Iraq.

La jefa de la diplomacia estadounidense dijo que si los dos países tienen interés en estabilizar Iraq lo harían de todas maneras.

El presidente Bush anunciará a principios de enero su decisión sobre una nueva estrategia para Iraq.

El presidente sirio Bashar al-Assad dice que está dispuesto a conversar con Estados Unidos.

En una entrevista con el diario italiano La Repubblica, Assad dice que Washington debería sostener conversaciones con su país y con Irán para estabilizar el Medio Oriente.