El enviado británico a las Naciones Unidas espera que el Consejo de Seguridad someta a votación, el viernes de mañana, una revisada resolución de sanciones contra el programa nuclear de Irán.

Emyr Jones Parry hizo el comentario después que se eliminó del texto una prohibición obligatoria de viajes a los iraníes involucrados en los programas nucleares y de misiles de Teherán. Rusia había expresado oposición a la medida.

Gran Bretaña, Francia y Alemania elaboraron la resolución que fue presentada, ayer, miércoles, a los 15 miembros del Consejo de Seguridad.

Mientras tanto, la agencia estatal de noticias iraní, IRNA, cita al presidente Mahmoud Ahmadinejad quien dijo que Irán es ahora una potencia nuclear.

La agencia informa que el mandatario dijo que los científicos iraníes lograron acceso al ciclo de combustible nuclear y que Irán celebrará, pronto, una victoria nuclear.