El aeropuerto internacional de Denver, en Colorado, en el oeste de Estados Unidos, comenzaría operaciones limitadas hoy, viernes, después de dos días de estar cerrado durante los días de más viajeros por la temporada navideña.

Miles de pasajeros quedaron varados en el aeropuerto el miércoles cuando tormentas de nieves azotaron la región de las planicies centrales. Algunas áreas estaban sepultadas bajo 61 centímetros de nieve.

En Colorado, un estado montañoso, donde la nieve intensa es común, la tormenta cerró no solo el aeropuerto, sino varias de las principales carreteras y detuvo el envío de correspondencia.

Las autoridades del aeropuerto dicen que abrirán dos pistas hoy, después que sean limpiadas de la nieve.

Sin embargo, han advertido a los pasajeros que esperen más demoras dado que las aerolíneas ahora tienen pasajeros con dos días de retraso.

Muchos de los viajeros tratan de llegar a sus casas o las de familiares y amigos antes del lunes, día de Navidad.