Según testigos en Somalia, combatientes islámicos se han retirado de las posiciones del frente después que ser atacados por fuerzas etíopes y del gobierno.

Residentes en el pueblo de Daynuney, al sur de la sede del gobierno de transición en Baidoa, dijeron a Associated Press que tropas leales al movimiento Consejo de Cortes Islámicas se retiraron más de 50 kilómetros al sureste, este martes.

Al parecer, fuerzas islámicas también abandonaron el principal baluarte en Bur Haqaba y formaron convoyes que se dirigían a Magadisio, la capital. Funcionarios islámicos describieron la medida como una retirada táctica.

El primer ministro somalí, Ali Mohamed Gedi, dijo a la Voz de América, el lunes, que tropas etíopes están en Somalia para apoyar su gobierno de transición.

El alto funcionario también dijo que en el país hay cinco mil soldados de Eritrea ayudando a los islámicos.