El primer ministro del Líbano, Fuad Siniora, llegó a París para asistir mañana, jueves, a una conferencia de ayuda para la atribulada economía de su país.

Siniora espera recaudar unos 5 mil millones de dólares para aliviar la deuda del Líbano de más de 40 mil millones de dólares y ayudar a pagar los servicios actuales.

Se espera que más de 30 naciones donantes e instituciones internacionales de ayuda asistan a la conferencia parisina.

La Comisión Europea prometió hoy más de 400 millones de dólares en asistencia para apoyar las gestiones de reforma y la recuperación económica.

Separadamente, Francia ha prometido 650 millones de dólares en prestamos al Líbano, país que está tratando de recuperarse de la guerra que protagonizaron Israel y la milicia chiíta Hezbolá durante julio y agosto del año pasado.