El presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, prometió nuevamente seguir adelante con el programa nuclear de su país, en desafío de la exigencia de las Naciones Unidas de que Irán cese, esta semana, sus polémicas actividades nucleares.

El mandatario iraní dijo hoy, miércoles, que la tecnología nuclear es importante para el desarrollo y honor de Irán.

Ahmadinejad expresó que Irán detendría otras actividades por 10 años, para concentrarse en el programa nuclear.

Las Naciones Unidas dieron 60 días, a Irán, para que deje de enriquecer uranio, a partir del 23 de diciembre, cuando el Consejo de Seguridad aprobó las sanciones contra Teherán.

Este miércoles, en Berlín, la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, dijo que ella está dispuesta a reunirse con su contraparte iraní, si Teherán suspende su polémico programa nuclear.

Entre tanto, la agencia nuclear de la ONU tiene previsto informar, esta semana, que Irán no ha cumplido con la resolución que el organismo mundial emitió el 23 de diciembre.

Estados Unidos y otras potencias occidentales sospechan que Irán está tratando de construir armas nucleares, una acusación que Teherán niega.