El asesor de Seguridad Nacional de Estados Undos, Stephen Hadley, y su homólogo ruso, Igor Ivanov, sostuvieron conversaciones en Moscú destinadas a calmar las preocupaciones rusas sobre planes de Washington de desplegar misiles en los países del ex Pacto de Varsovia.

La reunión de hoy, jueves, tuvo lugar días después que el presidente ruso, Vladimir Putin, acusó a Estados Unidos de alentar una carrera armamentista con un sistema de misiles de defensa de la OTAN en Polonia y la República Checa.

Hoy, ambos asesores reconocieron desacuerdos y malos entendidos en asuntos de seguridad. Pero la prensa rusa cita a Hadley, quien dijo que Washington no ve la crítica de Putin como una invitación a la confrontación.

Los informes indican que el enviado de Estados Unidos también reiteró que el planeado sistema de misiles de defensa tiene como objeto responder a cualquier amenaza de misiles de Irán, y que no significa un riesgo para Rusia.

Por su parte, Ivanov exhortó a continuar el diálogo para evitar daños a las relaciones bilaterales.