El superávit comercial de China en febrero alcanzó los 24 mil millones de dólares, su segundo excedente más alto mensual del que se tenga memoria.

El anuncio coincide con la creciente preocupación internacional sobre el yuan, la divisa china.

Algunos críticos, incluso fabricantes y legisladores estadounidenses acusan a China de mantener artificialmente devaluado el yuan para dar a las exportaciones chinas una ventaja injusta de precio.

El gobernador del Banco Central chino prometió este lunes avanzar más rápidamente hacia un yuan más flexible y a un sistema financiero de mercados.

Por su parte, el Ministro de Comercio de China trató de aplacar las críticas por el desequilibrio comercial de su país, diciendo que los exportadores financiados por el extranjero en China son responsables por la mayor parte del superávit.