El presidente Bush dijo que si el Congreso no aprueba un proyecto de ley de fondos, sin condiciones, para Iraq y Afganistán, esto podría significar que algunos efectivos militares tendrán que permanecer en el frente mucho más tiempo de lo esperado.

En declaraciones esta mañana, en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca, Bush afirmó que han pasado 57 días desde que solicitó al Congreso que aprobara una ley de gastos de emergencia para las Fuerzas Armadas, y criticó a los legisladores por agregar plazos para la retirada de Iraq, en el proyecto de ley.

La Cámara de Representantes y el Senado aprobaron versiones separadas de un proyecto de ley que otorga fondos para las Fuerzas Armadas, pero también incluyen gastos domésticos y un cronograma para la retirada de tropas de Iraq.

El presidente Bush ha prometido que vetará cualquier medida que contenga un cronograma de retirada.