Una magistrada federal estadounidense, en Miami, rechazó una moción para que desestime cargos de terrorismo contar el presunto agente de al-Qaeda José Padilla.

La jueza de distrito Marcia Cooke emitió su dictamen, el lunes, en el que rechaza una moción de la defensa, para que desestime el caso por lo que llama la “escandalosa conducta del gobierno” mientras Padilla estuvo en custodia militar estadounidense.

Los abogados de Padilla dicen que fue torturado y sometido a duro tratamiento, durante los tres años y medio que estuvo detenido.

Según dicen, el abuso incluyó aislamiento constante, estar engrillado en posiciones estresantes y prolongados períodos de privación del sueño.

La jueza Cooke dijo que las acusaciones de tortura no tienen relación con el caso.

La fiscalía acusó al estadounidense de 36 años de conspirar con extremistas islámicos, en todo el mundo, en diversos complots terroristas. Su juicio debe comenzar el lunes.