El primer ministro de Pakistán, Shaukat Aziz, advirtió a Estados Unidos que no apruebe ninguna ley que conecte la asistencia militar a Pakistán con su éxito en las gestiones contra el terrorismo.

Aziz dijo, este miércoles, que toda legislación que critique a Pakistán podría invocar lo que calificó como “una reacción pública negativa” que podría resultar contraproducente.

Los comentarios del primer ministro se refieren al proyecto de ley presentado por legisladores del Partido Demócrata en Estados Unidos anteriormente este año, condicionando la ayuda a Pakistán a las gestiones de Islamabad para combatir el terrorismo.

El gobierno de Bush calificó a Pakistán como un aliado clave en la guerra contra el terrorismo.

Pero Pakistán ha sido criticado por no hacer suficiente por detener la infiltración de militantes del Talibán a su vecino país, Afganistán.

Esos militantes han lanzado ataques contra las fuerzas afganas, estadounidenses y de la OTAN en Afganistán.