Un informe publicado por el diario The New York Times, este jueves, dice que el Ejército de Estados Unidos ha pagado más de 32 millones de dólares a ciudadanos iraquíes y afganos por muertes no relacionadas con combates, lesiones y daños a la propiedad.

El Times informa sobre la cifra de compensación citando a una portavoz del Ejército.

También habla sobre las conclusiones de la Unión Americana de Libertades Civiles, ACLU, por sus siglas en inglés, que obtuvo una muestra de casi 500 reclamos después que presentar un pedido específico al Ejército a través de la Ley de Libertad de Información.

El director de la ACLU acusó al Departamento de Defensa de tratar de ocultar la información.

Esos datos indican que los incidentes con civiles a menudo suceden en los puntos de control de las carreteras y cerca de los convoyes militares.

Familiares de las víctimas son invitados a presentar reclamos al Ejército, pero no todos son recompensados.

La portavoz del Ejército estadounidense Anne Edgecomb dijo que los militares no atacan a civiles y agregó que, en todo caso, son las tácticas del enemigo en Iraq y Afganistán las que ponen en peligro innecesariamente a los civiles.