Una corte de apelaciones estadounidense bloqueó la liberación de la cárcel de un ex-agente de inteligencia estadounidense, de origen cubano, tras objeciones de la fiscalía federal.

Un tribunal de Nueva Orleans emitió la orden de emergencia, el jueves, cuando Luis Posada Carriles se preparaba para ser puesto en libertad, con una fianza de 350 mil dólares.

La semana pasada, una jueza federal en Texas ordenó la liberación de Posada, mientras espera juicio por fraude inmigratorio.

La fiscalía federal inmediatamente pidió que permaneciera en la cárcel, mientras se determinaba si podía apelar la decisión.

Posada ha estado detenido en Estados Unidos desde 2005, cuando fue arrestado por cargos de haber entrado ilegalmente al país.

Luis Posada Carriles es buscado en Cuba y Venezuela, por cargos de haber participado en un mortal atentado explosivo de un avión de pasajeros cubano, en 1976.