Miembros de la familia del gobernador de Nueva Jersey, Jon Corzine, dijeron que él respondió a visitantes en el hospital donde se recupera, tres días después de haber resultado con heridas graves en un accidente automovilístico.

Joshua Corzine, el hijo del gobernador, dijo que su padre reconoció las voces de las personas que lo visitaron el domingo y pudo mover las manos.

Asesores de Corzine dijeron que el gobernador recibió mensajes de saludos de diversas partes de Estados Unidos y el extranjero, incluyendo al presidente Bush y a los gobiernos de China, Japón e Israel.

Corzine, de 60 años de edad, iba de pasajero en el asiento delantero de un vehículo policial, el jueves, cuando el auto trató de evitar a otro vehículo y se estrelló.

Corzine iba sin cinturón de seguridad.