Gobernantes sudamericanos se reúnen hoy, martes, en la isla venezolana de Margarita, para comenzar una cumbre energética de dos días.

Se cree que la agenda incluirá discusiones sobre gasoductos que se originarían en Venezuela, combustible subsidiado para los vecinos de ese país, la construcción de refinerías regionales, y la esperanza del gobierno del presidente Chávez de formar un cartel del gas similar a la OPEP, la Organización de Países Exportadores de Petróleo.

También se espera que los gobernantes hablen del etanol. Estados Unidos y Brasil acordaron, el mes pasado, expandir la producción del bio-combustible.

Chávez y el mandatario de Cuba, Fidel Castro, han dicho que producir etanol empeorará la situación mundial de hambre, al usar la tierra necesaria para la producción de alimentos.

Sin embargo, un asesor del presidente de Brasil habría dicho que la gente deja de comer porque no puede pagar por los alimentos, no porque su escasez.

Ayer, lunes, los primeros mandatarios venezolano, Hugo Chávez y brasileño, Luiz Inàcio Lula da Silva, inauguraron un proyecto petroquímico conjunto, en el Este de Venezuela.