El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados, Antonio Guterres, dijo que las promesas de ayuda de Iraq a sus ciudadanos desplazados es un importante avance.

El jefe de la agencia de la ONU para los refugiados hizo los comentarios, este miércoles, en Ginebra, durante la conclusión de un encuentro de dos días que sostuvieron 60 naciones, para hablar de los 4 millones de iraquíes desplazados a causa de la violencia.

Iraq prometió el martes proporcionar 25 millones de dólares a los refugiados iraquíes en Siria y Jordania, países que en conjunto han recibido a dos millones de refugiados iraquíes.

Guterres anunció también que los países que han otorgado asilo prometieron continuar aceptando y protegiendo a los refugiadas iraquíes. La ONU estima que unos 50 mil iraquíes huyen de ese país cada mes.

Entretanto, cerca de dos millones de iraquíes desplazados internamente enfrentan crecientes problemas, a medida que algunas regiones ha comenzado a negarles la entrada, debido a una falta de recursos.