En Bolivia, manifestantes irrumpieron en una instalación de gasoductos en el sureste del país como consecuencia de una disputa entre dos provincias por las regalías del gasoducto.

Soldados bolivianos dispararon gas lacrimógeno y balas de goma ayer, martes, para impedir que la multitud ingresara a la estación de control.

Sin embargo, las autoridades dijeron que los manifestantes dominaron a los militares y tomaron control de la instalación.

Los manifestantes exigen a funcionarios estatales que resuelvan una disputa sobre los límites legales del campo de gas natural Margarita.

Dos provincias del sureño Departamento de Tarija afirman tener derechos sobre Margarita, y ambas disputan una mayor parte de sus regalías.