El secretario de Justicia de Estados Unidos, Alberto Gonzáles, enfrenta hoy, jueves, duras interrogantes sobre su honestidad y su competencia, frente a miembros de la Comisión Judicial del Senado.

Gonzáles defendió su polémica decisión de despedir a ocho fiscales federales estadounidenses a fines del año pasado, señalando que fueron “justificadas y que deberían mantenerse”.

El senador Arlen Specter, un republicano que integra el panel, dijo que no comprende cómo Gonzáles puede sostener que desempeñó un “papel limitado” en los despidos, luego de que varios de sus asesores testificaran lo contrario bajo juramento.

En un intenso intercambio, Specter dijo que tendría que poner en duda la sinceridad o la capacidad de discernimiento de Gonzáles.

El presidente de la Comisión Judicial del Senado, Patrick Leahy, un demócrata, dijo que el Departamento de Justicia está experimentando una crisis de liderazgo sin precedentes, y agregó que Gonzáles socavó la credibilidad del sistema de justicia de Estados Unidos.