Los estudiantes retornaron a clases hoy en Virginia Tech, donde la semana pasada murieron 32 personas a manos de un atacante suicida.

Alumnos y profesores observaron un momento de silencio, cerca de un dormitorio donde fueron ultimadas las primeras dos víctimas.

Posteriormente, hicieron una nueva pausa para honrar a las personas fallecidas en el segundo incidente.

A esta pausa le siguieron 32 redobles de campanas y se soltaron 32 globos blancos, después de lo cual se soltaron centenares de globos anaranjados y vinotinto, los colores oficiales de la universidad.

Los estudiantes regresaron a los terrenos de Virginia Tech cubiertos en muchas partes de flores, velas y mensajes para las víctimas.

El domingo muchos estudiantes regresaron al campus con la intención de iniciar la vuelta a la normalidad.

Sara Lichtenstein es una estudiante de primer año de la licenciatura de Matemáticas.

Tras una semana de intensa cobertura periodística, directivos de la universidad solicitaron a la prensa que respete la privacidad de los estudiantes, y que se alejen mientras se reinician las clases.