Miles de venezolanos marcharon ayer por las calles de Caracas para oponerse a la decisión del presidente Chávez de no renovar la licencia de transmisiones de Radio Caracas Televisión.

El año pasado, Chávez dijo que no renovaría la licencia de RCTV, la cual expira en mayo, luego de 20 años.

El mandatario ha acusado al canal privado de haber apoyado el golpe de 2002, luego del cual el gobernante fue separado brevemente del poder, y de transmitir contenidos explícitos.

Quienes se oponen a la medida dicen que la decisión del gobierno de Venezuela viola la libertad de expresión.