Los restos del ex presidente ruso Boris Yeltsin, quien falleció el lunes, descansan en la catedral moscovita Cristo el Salvador.

Soldados en uniforme de gala resguardan el féretro hoy martes, mientras cientos de personas, algunas orando llegan a rendir homenaje al ex presidente ruso.

El féretro abierto de Yeltsin, envuelto en una bandera rusa, está expuesto en capilla ardiente. Un clérigo ortodoxo quema incienso y recita oraciones.

Yeltsin, el primer presidente ruso elegido democráticamente, murió de un paro cardiaco a la edad de 76 años.

Sus restos seguirán siendo velados públicamente hasta el mediodía del miércoles, mientras Rusia observa un día de duelo.

Se prevé que líderes mundiales y ex jefes de estado de todo el mundo lleguen a Moscú el miércoles.

Una delegación estadounidense liderada por los ex presidentes George Bush y Hill Clinton representará a Estados Unidos.