La policía iraquí informó que un atacante suicida dio muerte a por lo menos cuatro personas en una estación de policía en la provincia de Diyala.

Las fuentes afirmaron que por lo menos otras 16 personas resultaron heridas en el ataque, ocurrido en una estación policial del mercado en Balad Ruz, al noreste de Bagdad.

Entretanto, el clérigo extremista chiíta Moqtada al-Sadr criticó el plan estadounidense de construir un enclave sunita rodeado de barrios chiítas en Bagdad. Al-Sadr calificó el proyecto como sectario y racista.

Por su parte, el primer ministro iraquí Nouri al-Maliki criticó la alta barrera de concreto que contempla el plan.

Previamente hoy miércoles, las fuerzas estadounidenses señalaron que dieron muerte a un importante miembro de la organización terrorista al-Qaeda en una operación realizada en la provincia al-Anbar la semana pasada.

Un comunicado identifica al hombre como Muhammad Abdullah Abbas al-Issawi e indica que era un jefe de seguridad de al-Qaeda en la región.