El principal comandante estadounidense en Iraq, general del Ejército David Petraeus, dijo que no hay dudas de que la fuerza especial Quds, de Irán, ayudó a la red secreta de extremistas en Iraq.

Petraeus dijo, el jueves, a los periodistas en el Pentágono que la red Khazali recibió fondos, municiones, tecnología, asesoramiento, dirección y entrenamiento, en suelo iraní.

No obstante, el alto oficial agregó que Estados Unidos no tiene evidencia de la participación iraní a un más alto nivel.

Petraeus dijo que entre los artículos encontrados en posesión de la red Khazali estaba un documento detallando la planificación y ejecución de un secuestro y asesinato en enero en Karbala.

Cinco soldados estadounidenses murieron en ese ataque.

El general Petraeus manifestó que extranjeros llevan a cabo entre el 80 y 90% de los ataques suicidas en Iraq, y criticó a Siria por permitir que combatientes extranjeros ingresen a Iraq a través de su territorio.