El presidente George W. Bush dijo que su homólogo haitiano, René Preval, ha logrado progreso en su intento por disminuir la corrupción y llevar prosperidad a esa nación caribeña.

Bush dio la bienvenida a Preval en la Casa Blanca, el martes, donde trataron sobre cómo mejorar la seguridad y el clima de inversiones en Haití.

En una conferencia de prensa conjunta, luego de la reunión, el presidente Bush dijo que Preval tiene “uno de los trabajos más difíciles en el mundo”.

Pero recalcó que aún hay mucho trabajo por hacer y que por ello Estados Unidos está comprometido a ayudar a Haití a establecer su estabilidad.

Preval, mientras tanto, agradeció al presidente Bush por ayudar a Haití en su lucha contra los traficantes de drogas, calificándolos de una “plaga”.

Preval exhortó a los inversores estadounidenses a que inviertan en Haití para ayudar a la población a elevar sus ingresos a través de oportunidades de empleo.