Alemania presiona por una mayor vigilancia de la industria de los fondos compensatorios o de cobertura, conocidos en inglés como “hedge funds”, con miras a la reunión del Grupo de Ocho naciones más industrializadas, G-8, a efectuarse en el suroeste de Berlín.

El ministro de Finanzas alemán, Peer Steinbrueck, instó a sus colegas a respaldar los códigos de conducta para la industria, con el objeto de proteger la estabilidad financiera.

Sin embargo, tanto Gran Bretaña como Estados Unidos han expresado incertidumbre respecto a aumentar las regulaciónes.

Los “hedge funds” son fondos para inversión con pocas regulaciones y a los que se permite utilizar estrategias de alto riesgo con el objeto de obtener grandes ganancias.

La industria controla más de un billón de dólares en inversiones.

Por otra parte, representantes africanos planean reunirse hoy con ministros del G-8, para hablar de los proyectos de asistencia para África.

Las reuniones de este fin de semana se realizan en el marco de los preparativos de una cumbre del G-8 de mayor alcance, a efectuarse el mes próximo en la población alemana de Heiligendam.