En ceremonias en el capitolio, en conmemoración del Día de los Derechos Humanos de Vietnam, los miembros del Congreso, líderes laborales, representantes de la comunidad vietnamita-estadounidense y activistas, formularon un llamado al gobierno de Vietnam a respetar los derechos humanos.

La Cámara de Representantes aprobó la resolución 2-4-3, llamando al gobierno de Vietnam a liberar inmediatamente al Padre Nguyen Van Ly, a Nguyen Van Dai, a Le Thi Cong Nhan, a Le Quoc Quan y a otros que fueron arrestados por expresar legítimamente su derecho a la libertad de expresión.

Tanto la resolución 2-4-3 como los eventos del Día de los Derechos Humanos en Vietnam reflejan la creciente inquietud de Estados Unidos respecto a la tendencia al deterioro de la forma en que Vietnam trata a sus ciudadanos.

El 6 de marzo, la policía arrestó a Nguyen Van Dai y a Le Thi Cong Nhan en Hanoi, la capital. Nguyen Van Dai es uno de los pocos abogados especialistas en derechos humanos en Vietnam.

Le Thi Cong Nhan, también abogado, se desempeñó como vocera de uno de los numerosos partidos de oposición, creados el año pasado. Ella ha sido una abierta defensora de los derechos humanos.

Le Quoc Quan fue arrestado el 8 de marzo bajo el artículo setenta y nueve del Código Penal de Vietnam que prohíbe las actividades tendientes a derrocar al gobierno.

El 18 de febrero, la policía en Hue allanó el hogar del Padre Nguyen Van Ly, un miembro fundador del movimiento pro democracia conocido como 8-4-0-6 Bloc.

Las autoridades confiscaron computadoras, teléfonos y documentos. El Padre Ly fue procesado y sentenciado a ocho años de prisión por “diseminar propaganda” contra el gobierno.

El vocero del Departamento de Estado norteamericano, Sean McCormack dijo “este juicio ocurre ante un aumento del acoso, detención y arresto de individuos que ejercen pacíficamente su legítimo derecho al discurso pacífico.

El Secretario Adjunto para la Democracia, los Derechos Humanos y el Trabajo, Barry Lowenkron, planteó recientemente el asunto del deterioro de los derechos humanos a las autoridades vietnamitas durante el diálogo sobre el tema sostenido por Estados Unidos y Vietnam el 24 de abril.

Estados Unidos recibió con beneplácito la reciente mejoría en la libertad religiosa y el rechazo del decreto treinta y uno, que permite la detención arbitraria.

Estados Unidos también llamó a dar pasos concretos para mejorar los derechos humanos en Vietnam y por los derechos de quienes permanecen arrestados por haber expresado pacíficamente sus puntos de vista.

Estados Unidos está comprometido a llamar a todos los gobiernos, incluyendo al gobierno de Vietnam, a responsabilizarse por violar los derechos fundamentales de su pueblo.