El secretario de Estado adjunto Christopher Hill solicitó al gobierno militar de Myanmar, antigua Birmania, que libere a la dirigente pro democracia Aung San Suu Kyi y a otros prisioneros políticos.

Hill afirmó que el continuo arresto domiciliario de Aung San Suu Kyi representa un problema real si Myanmar desea volver a la comunidad internacional.

Aung San Suu Kyi, laureada con el premio Nobel, ha pasado más de 17 años bajo alguna forma de detención.

Su más reciente período de arresto domiciliario será revisado el 27 de mayo.

La Liga Nacional para la Democracia, encabezada por Aung San Suu Kyi, ganó las elecciones parlamentarias de 1990.

Sin embargo, la junta militar no le permitió asumir el poder.