Irán denunció que la académica iraní-estadounidense Haleh Esfandiari está relacionada con una red que busca derrocar al gobierno de la república islámica.

La intelectual trabaja para el Centro de Estudios Internacionales Woodrow Wilson, aquí en Washington.

Esfandiari fue arrestada y enviada a la prisión de Evin, en Teherán, el 8 de mayo, luego de que se le negara la posibilidad de abandonar el país, durante varios meses.

Una declaración del Ministerio de Inteligencia Iraní, emitida el lunes por la agencia estatal de noticias iraní, IRNA, señala que en los interrogatorios, Esfandiari dijo, presuntamente, que ella y el centro Woodrow Wilson buscaban establecer una red de comunicaciones informal que intentaba derrocar al gobierno.

IRNA informa también que el centro Wilson cuenta con el respaldo financiero del multimillonario empresario estadounidense George Soros, un conocido filántropo que apoya la democracia y proyectos de desarrollo económico en todo el mundo.

Haleh Esfandiari, quien tiene nacionalidades iraní y estadounidense, ha sido acusada de “delitos contra la seguridad nacional”.

El director del centro Wilson, Lee Hamilton, afirmó que Esfandiari no ha estado involucrada en actividades para socavar a ningún gobierno y que esa entidad tampoco participa en tales actividades.