Funcionarios de seguridad de Irak informan que la explosión de dos coches bomba causó la muerte a por lo menos siete personas y heridas a otras 25 en un distrito predominantemente chiíta de Bagdad.

Las fuentes señalaron que dos vehículos estacionados estallaron en rápida sucesión hoy, miércoles, en Kadhimiyah.

En otros acontecimientos, fuentes militares estadounidenses informan que tropas de Estados Unidos e iraquíes dieron muerte a tres presuntos terroristas y detuvieron a otros 16 en incursiones de hoy, en Bagdad, Irbil y la provincia de al-Anbar.

Representantes castrenses también dijeron que un líder de al-Qaeda en Bagdad, quien formaba parte de una red de coches bomba, murió a manos de fuerzas de la coalición.

En una entrevista con la Radio Nacional Pública de Estados Unidos, NPR por sus siglas en inglés, el embajador norteamericano en Irak, Ryan Crocker, dijo que no ve un fin de la presencia militar de Estados Unidos en Irak, y que la situación empeoraría si Estados Unidos se retira.