El gobierno del presidente Bush redujo sus expectativas respecto al desempeño económico de este año.

La Casa Blanca predijo hoy, miércoles, que el Producto Interno Bruto crecerá en 2,3%.

El gobierno había calculado previamente una mayor expansión económica, de 2,9%, pero hizo una revisión debido a la debilidad observada el primer trimestre.

El ritmo de crecimiento económico, de 0,6% en ese período, ha sido el más bajo de los últimos cuatro años.

En otro orden, los asesores económicos del presidente Bush sostienen que las tasas de desempleo se mantienen bajas y que la producción industrial está aumentando.

Ayer, martes, el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dijo que la economía estadounidense probablemente se recuperará de la baja registrada el primer trimestre de este año.