El Senado de Estados Unidos parece bien encaminado hoy, jueves, a una votación final respecto a un polémico proyecto de ley de reforma a la inmigración, luego de que los legisladores lograran descartar varias enmiendas propuestas que hubiesen socavado su aprobación.

Durante un largo debate, el miércoles, el Senado, controlado por los demócratas, rechazó una enmienda del republicano de Texas, John Cornyn, la que habría prohibido el estatus legal de los inmigrantes ilegales que hayan sido procesados por una serie de delitos, incluyendo a quienes hayan sido deportados.

Los legisladores aprobaron la versión alternativa que limita los delitos a delitos mayores como la actividad de pandillas y los crímenes sexuales.

El Senado también rechazó las propuestas para aumentar el número de visas emitidas para miembros de las familias de inmigrantes legalizados.

Pero los legisladores aprobaron una polémica enmienda, ofrecida por el republicano de Oklahoma, James Inhofe, que haría al inglés el idioma oficial de Estados Unidos.