Un alto funcionario estadounidense destacó la importancia de un importante tratado suscrito después de la Guerra Fría, pero advirtió contra volver a lo que calificó como una carrera armamentista retórica.

El secretario de Estado adjunto para Asuntos Europeos y de Eurasia, Daniel Fried, declaró a los medios de prensa este martes que Estados Unidos está listo para debatir la preocupación rusa acerca del Tratado de Fuerzas Armadas Convencionales en Europa. Describió el convenio firmado en 1990 y actualizado nueve años después, como uno de los pactos de armas más exitosos, y advirtió contra socavarlo.

Fried hizo las declaraciones como representante de los países de la OTAN y de los ex estados soviéticos aliados, que se reunieron en Viena para revisar el Tratado.

Rusia convocó a la sesión después que el presidente Vladimir Putin amenazó con dejar de cumplir el convenio, a menos que todos los miembros de la OTAN lo ratifiquen.