Corea del Norte ha cancelado eventos previstos para una celebración conjunta, con Corea del Sur, en conmemoración del séptimo aniversario de una histórica reunión cumbre entre los dos países.

Informes noticiosos surcoreanos señalan hoy, viernes, que Pyangyang canceló las actividades después que el delegado surcoreano Park Kye-dong presuntamente mostró falta de respeto al visitar un templo.

Autoridades norcoreanas respondieron al incidente impidiendo que Park asistiera a otra reunión.

El jueves, Pyongyang protestó por un discurso pronunciado por un ex ministro surcoreano, en el cual sugirió que se convocara una segunda cumbre intercoreana.

El Norte dijo que la declaración era un rompimiento del protocolo y trató de evitar que esa porción del discurso fuera difundida.

Las dos Coreas mantuvieron su primera y única reunión cumbre en el año 2000.