El jefe de las fuerzas de pacificación de las Naciones Unidas en el Líbano, comandante Claudio Graziano, dijo que sus efectivos continuarán adelante con su misión pese al ataque con un coche bomba, que el sábado provocó la muerte de seis pacificadores españoles.

El general Graziano indicó que el ataque no era solamente contra las fuerzas de pacificación de la ONU y contra el Líbano, sino que era un ataque contra la estabilidad de toda la región. El comandante agregó que sus fuerzas continuarán comprometidas en patrullar el área fronteriza del Líbano con Israel.

El sábado, la explosión de un coche bomba causó la muerte de seis miembros del contingente español, incluyendo tres colombianos. El ministro de Defensa de España, José Antonio Alonso, arribó, este lunes, al Líbano para recibir los cuerpos de los soldados.

Este fue el primer ataque mortal contra las fuerzas de pacificación de la ONU en el Líbano, desde que las mismas fueron destacadas el año pasado en la región, tras la guerra entre Israel y el grupo militanto chiíta Hezbollah, basado en el Líbano.