Dos de las más grandes empresas petroleras del mundo terminarían hoy, martes, sus negociaciones con Venezuela, respecto a continuar su participación en un importante proyecto petrolero, el cual fue nacionalizado, este año, por el presidente Hugo Chávez.

Informes noticiosos indican que a últimas horas de ayer, lunes, Exxon Mobil y ConocoPhillips rechazaron los términos ofrecidos por Venezuela en cuanto a la compensación por sus inversiones e intentarán ir a arbitraje o recurrir a la acción judicial, para lograr el pago.

El 1 de mayo, el mandatario venezolano asumió el control del proyecto petrolero de la Faja del Orinoco, desarrollado por Exxon Mobil, ConocoPhilips y otras cuatro empresas petroleras internacionales.

Las otras cuatros compañías – Chevron, BP, Statoil y Total – planean aceptar los términos de Venezuela para la nacionalización de los proyectos, los cuales valen por lo menos 25 mil millones de dólares.

El gobierno venezolano asume un mínimo del 60 por ciento de las acciones y fijó martes como plazo para que las empresas acepten las condiciones.