El ministro de Petróleo de Venezuela, Rafael Ramírez, dice que ConocoPhillips y Exxon Mobil terminarán sus operaciones en el país, tras negarse a dar al gobierno control de sus operaciones petroleras locales.

El plazo para llegar a un acuerdo fue el martes. La empresa estatal petrolera de Venezuela, PDVSA, aumentó su porcentaje de acciones en seis emprendimientos, en la Faja del Orinoco, de 39 por ciento a un 78 por ciento, que le otorga el control.

El Departamento de Estado dice que Venezuela tiene derecho a nacionalizar sus activos, pero que debería pagar una compensación equitativa.

Venezuela ha dicho que no pagará en efectivo por los bienes petroleros que asuma y no compensará a las empresas extranjeras por los cuatro mil millones de deuda en que han incurrido en los proyectos.

Cuatro de las petroleras extranjeras, Chevron, Statoil, Total y BP, han firmado convenios para continuar los trabajos en Venezuela.