Una comisión de la Cámara de Representantes de Estados Unidos votó, en forma abrumadora, en contra de un proyecto de ley de inmigración respaldado por el presidente Bush.

El panel votó 114 a 23, el martes, a favor de una resolución que expresa desacuerdo con una medida del Senado de revivir el proyecto de ley. A primeras horas del martes, el Senado votó 64 a 35 para mantener vivo el polémico proyecto de ley de inmigración. Se necesitaban 60 votos de los 100 que componen el Senado.

Un proyecto de ley similar no fue aprobado por los Senadores, a comienzos de este mes. La votación tuvo lugar poco después que el presidente Bush exhortara a los legisladores a que apoyaran el proyecto de ley, al que califica como una histórica oportunidad para que el Congreso actúe.

El proyecto de ley de reforma fue elaborado por un grupo bipartidista de senadores e influyentes miembros de la Administración Bush. La norma incluye medidas para mejorar la seguridad fronteriza y procedimientos para asegurar que los trabajadores estén legalmente en Estados Unidos.