En Irak, la policía iraquí informa que una serie de explosiones con bombas causaron la muerte de 70 personas y dejaron heridas a decenas más.

En el ataque más reciente ocurrido hoy, miércoles, por lo menos 50 personas murieron y otras 60 resultaron heridas cuando un atacante suicida hizo detonar un tanquero de combustible en una estación de gasolina en el barrio Mansour, en Bagdad.

Previamente, la explosión de un coche bomba cerca de una popular heladería, en el centro de Bagdad, causó la muerte a por lo menos 17 personas y dejó heridas a otras 30.

Las fuerzas estadounidenses señalaron que el estallido de una bomba contra equipos blindados causó la muerte de tres soldados estadounidenses y dejó heridos a otros seis, en el este de Bagdad ayer, martes.

Las autoridades estadounidenses acusaron a Irán de proporcionar tales armas a insurgentes en Irak.

Otro soldado estadounidense murió por heridas causadas por armas de fuego en Bagdad.